lunes, 19 de mayo de 2014

Milagro en Milán, en "Director Invitado" de 8madrid tv


Esta noche a las 22.00, presentaré una nueva película en el ciclo Director Invitado en 8madrid tv. Vittorio De Sica y su "Milagro en Milán" nos llevarán hacia un mundo tan mágico como realista. 


Reseñas del ciclo Director Invitado en 8madrid TV:

Los amantes de la noche

En un lugar sin ley (Ain't Them Bodies Saints)
(David Lowery, 2013)


Antes de realizar ninguna consideración sobre esta hermosa película negra del moderno cine norteamericano, conviene subrayar lo difícil que ha sido poder verla. Sólo se exhibe en tres cines de Madrid, tres salas sólo han apostado por Cine de calidad predestinado a ser carne de DVD en pocas semanas (¿ésta? ¿la próxima?) mientras en los multicines de palomitas y “emanems” se estrenan cada viernes docenas de películas sin historia imposibles de digerir.
El cauce del nuevo cine negro viene delimitado desde hace más de una década por lo que hagan, dejen de hacer, digan o escriban un par de señores que responden al apellido común de Coen. Los dos hermanos han situado el neo noir en su cúspide con El hombre que nunca estuvo allí (The Man Who Wasn’t There, 2001)  y Fargo (1996), y el camino paralelo del thriller con No es país para viejos (No Country For Old Men, 2007). La industria estadounidense ha producido en los últimos años varios títulos que mantienen el nivel que los Coen han establecido, auténticas joyas que recordaremos cuando se editen libros sobre el género dentro de 25 años: Antes que el diablo sepa que has muerto (Before The Devil Knows Your’e Dead, 2007) de Sidney Lumet; Ciudad de ladrones (The Town, 2010) de Ben Affleck; El demonio bajo la piel (The Killer Inside Me, 2010), de Michael Winterbottom; Drive (2011) de Nicolas Winding Refn; La huida (Deadfall, 2013) de Stefan Ruzowitzki; Prisioneros  (Prisoners, 2013) de Denis Vileneuve.


Ain’t Them Bodies Saints, traducida aquí con un olvidable En un lugar sin ley, escrita y dirigida por un desconocido David Lowery, se emparenta más con sus coetáneas en el género negro post moderno que con los clásicos a los que evoca con su historia de una pareja que se ama en el límite de la ley (unidos por el crimen): El demonio de las armas, Los amantes de la noche, Sólo se vive una vez, Malas tierras… Incluso con las más desconocidas Shockprooof (1949) de Douglas Sirk, en su tramo final (la pareja delictiva busca más un escondite que una huída), y Unidos por el crimen (Tomorrow Is Another Day, 1951), de Félix Feist. 
          
            

(Nota: ver recuadro dedicado a las parejas criminales "En el amor y en el crimen" en el libro El Cine Negro
de Víctor Arribas, Notorious Ediciones, 2011. Página 322)

El estrato social en el que nos sitúa esta descarnada historia de amor en el Texas de los años 70 es el de dos jóvenes novios(Bob Muldoon es Casey Afleck; Ruth Guthrey es Rooney Mara)  en una zona deprimida, que cometen pequeños robos y viven con los sueños de su futuro juntos a flor de piel.  En uno de esos atracos, se ven obligados a refugiarse en un cobertizo huyendo de la policía, y Ruth dispara a uno de los agentes hiriéndole de gravedad. Bob se inculpa para salvar a su amada, que esperará cada día el regreso de él cuidando al bebé de ambos que está a punto de nacer. Amor en la distancia, amor imposible de corporeizarse, anhelo de recuperar un amor tóxico… Por el camino se cruzará el policía Wheeler (Ben Foster), enamorado de Ruth, que tratará de cubrir la ausencia de un Bob fugado de prisión y en alocada carrera hacia un destino fatal y violento.

        

Parece ser que Lowery (un montador al que seguiremos los pasos desde ahora al milímetro) se ha inspirado en un cortometraje dirigido por él mismo para desarrollar la historia de Bob y Ruth, unidos en el amor y en el crimen, que conforman junto a Wheeler un gran triángulo romántico que resuena en la cabeza del espectador muchas horas después de terminar la proyección.  Su tratamiento visual del relato busca una inspiración lírica (a veces, demasiado) pero generalmente de factura clásica. Ejemplo de ello el muy interesante uso de la elipsis de que hace gala Lowery: el atraco inicial, que vimos en Gun Crazy o tantas veces en Bonnie y Clyde, aquí se queda fuera del montaje y ocurrirá sólo en la mente del espectador. La película podría estar firmada por Terrence Malick, y la pasaríamos como una de las mejores (más comprensibles) de su filmografía. Un gran hallazgo en el panorama tan decadente de los estrenos.

                                                   Copyright © Víctor Arribas



martes, 13 de mayo de 2014

El Director Invitado en 8madrid tv: Jacques Tourneur.

video

Este lunes 12 de mayo de 2014 he estrenado la presentación de las películas del ciclo El Director Invitado en 8madrid. La primera, una joya del cine clásico: Yo anduve con un zombi-. Que la disfrutéis!!!

lunes, 12 de mayo de 2014

Mi estreno en 8madrid tv, esta noche a las diez.

                  

A las diez de la noche, en el canal 8madrid tv, presento el ciclo El Director Invitado que hoy se dedica al gran Jacques Tourneur y a su obra maestra Yo anduve con un zombi, un prodigio del terror sugerente y peculiar de RKO en los 40. Una pequeña pieza elaborada junto a Fran Gomez y Gerardo Cabrera introducirá el film para que podáis disfrutarlo en una noche mágica y llena de sensaciones cinéfilas!! 

                                     

Os espero cada lunes en este espacio de 8madrid tv.